Cambiar a contenido.

OCW UNED

Secciones
Herramientas personales
Acciones de documento

 

 

ÁREAS APLICADAS DE LA INVESTIGACIÓN EN DIFERENCIAS INDIVIDUALES



Índice Siguiente

 

Introducción y objetivos

Introducción
Objetivos

 

 

Introducción 

En el presente módulo, último en este programa que trata de acercarnos al estudio de las diferencias individuales, se exponen algunos de los más importantes campos aplicados que se han venido enriqueciendo de los conocimientos aportados por este campo de estudio. Podemos decir, sin riesgo de equivocarnos, que es esta una vuelta a los inicios y primeros desarrollos de la disciplina, pues, como ya se ha comentado en temas anteriores, fueron una serie de exigencias sociales de carácter práctico las que estimularon el esfuerzo de algunos psicólogos para la construcción de instrumentos de evaluación y diagnóstico de las capacidades humanas y dimensiones de personalidad, lo que permitía orientar posteriormente la intervención. No obstante, paralelamente a este objetivo práctico, también fueron relevantes los esfuerzos metodológicos y teóricos que permitían fundamentar la construcción de estos instrumentos, instaurándose desde un primer momento como seña de identidad de la disciplina un diálogo continuo entre aspectos teóricos-metodológicos y aplicados.

Dado que los contenidos teóricos y metodológicos de la disciplina ya han sido expuestos queda, por tanto, considerar en qué ámbitos la Psicología Diferencial tiene algo que decir, y por qué. Sin duda, los tres grandes ámbitos aplicados de la Psicología son el educativo, el laboral y el clínico o de la salud, y son ellos los que aquí se contemplan. En todos ellos el hilo conductor de la exposición se caracteriza por considerar la evolución del tratamiento que la Psicología Diferencial ha dado a los aspectos de evaluación e intervención, caracterizado, en los primeros estadios de la disciplina, por un enfoque descriptivo-estructural, destinado a evaluar a las personas y a clasificarlas en función de unos criterios normativos, para, con el paso del tiempo, empezar a considerar bajo una perspectiva más activa y dinámica sus potencialidades y posibilidades de rendimiento y bienestar personal.

Comenzando por el ámbito educativo, se contempla inicialmente el papel protagonizado por los primeros psicólogos diferencialistas en el desarrollo y aplicación de los primeros instrumentos de evaluación en las escuelas. El resto de la exposición se centra en describir la evolución seguida por el concepto de aptitud a través del tiempo, su evaluación y su conceptuación, que, de estar restringida inicialmente a sus aspectos abstractos y analíticos (p.ej., inteligencia académica), fue ampliándose progresivamente para englobar a cualquier característica psicológica que influye en la manifestación de diferencias individuales en aprendizaje y rendimiento. Esto supone incluir en el concepto de aptitud rasgos de personalidad y estilísticos (estilos cognitivos, de aprendizaje, de pensamiento...) potencialmente útiles, todos ellos, para dar cuenta de la calidad y la forma que adopta el aprendizaje en los diferentes alumnos.
Siguiendo con las aportaciones de la Psicología Diferencial al ámbito laboral, presentamos, en primer lugar, un breve recorrido histórico en el que se plasma la vinculación entre la Psicología Diferencial y el mundo empresarial. Bajo un nuevo enfoque, diferente al de origen, se describen las relaciones que, diferentes variables cognitivas y de personalidad, mantienen con el ajuste del trabajador al perfil de los puestos diseñados en las organizaciones del siglo XXI. Finalmente, se presenta un boceto del proceso de selección, incorporación y promoción que, actualmente, vienen siguiendo las organizaciones interesadas en incrementar la adaptación entre el individuo y la labor realizada para la empresa, con los consiguientes beneficios que este ajuste les aporta.
Finalmente, al igual que el ámbito educativo y laboral, en el ámbito de la salud, también la psicología clínica y la nueva Psicología de la Salud se han visto enriquecidas por el acervo de conocimientos generado desde la Psicología Diferencial y aún continua abierto el camino de posibilidades en este sentido. En la última parte de este tema, con el que finaliza el temario de la asignatura, se abordan las contribuciones derivadas del estudio de las diferencias individuales en tres vertientes imbricadas en el ámbito clínico de la psicología:, el diagnóstico psicopatológico, el tratamiento clínico, y la prevención y promoción de la salud.

Subir

Objetivos 

 

OBJETIVOS GENERALES
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Conocer las aportaciones teóricas y empíricas de la Psicología Diferencial relevantes para la evaluación e intervención en distintos ámbitos aplicados

Conocer qué dimensiones de personalidad y de estilos se consideran relevantes para explicar el rendimiento del individuo en su vida cotidiana
Identificar qué mecanismos están interviniendo en la influencia que esas dimensiones ejercen sobre la conducta en los distintos ámbitos
Comprender la evolución que ha experimentado el estudio, evaluación y tratamiento de las dimensiones de diferenciación individual relevantes a cada área de aplicación
En el ámbito educativo, identificar los cambios en la concepción y evaluación de las aptitudes, y en el tipo de unidades o dimensiones consideradas relevantes para el aprendizaje y rendimiento académicos (rasgos, estilos). 
En el ámbito laboral, conocer los puntos clave que han supuesto un cambio de enfoque en la aplicación de la psicología diferencial al ámbito del trabajo, así como  la adquisición de conocimientos relativos a la posibilidad  de optimizar el ajuste entre el trabajador y la labor que realiza.
En el ámbito de la salud, conocer, por una parte, algunas de las contribuciones conceptuales y metodológicas que la investigación en diferencias individuales tiene al campo de la Psicología clínica y, por otra, el papel que las diferencias individuales tienen en el campo de la prevención e intervención sobre los procesos de salud y enfermedad desde la perspectiva del modelo biopsicosocial de la salud. Dos enfermedades importantes, las cardiovasculares y el cáncer son analizadas bajo esta nueva óptica.

Subir