Cambiar a contenido.

OCW UNED

Secciones
Herramientas personales
Inicio » Psicología » Psicología Diferencial » curso0708 » tema3_metodo » c_complejos
Acciones de documento

MÉTODO

 

 

Anterior Índice Siguiente

 

CONOCIMIENTOS COMPLEJOS


Dada la complejidad de este tema, en la sección “material multimedia” se han incluido recursos que puedan ayudar a entender algunos de los conceptos más complejos. Sin embargo, los siguientes contenidos son especialmente complejos y requieren especial atención:

  • El cubo de datos de R.B. Cattell explica que existen tres fuentes de variación a estudiar: personas (o individuos), situaciones (o tests), y ocasiones (momentos temporales). En este sentido, se pueden estudiar las relaciones entre dos de estas tres variables, dejando la tercera constante. Por ejemplo, se puede estudiar la frecuencia con la que se va al médico (situación constante) en un grupo de personas y en diferentes ocasiones (infancia, adolescencia, juventud, etc.). Asimismo, las relaciones bivariadas entre las tres fuentes de variación, y que permiten 6 posibilidades distintas, fueron denominadas por Cattell con diferentes letras (técnicas R, Q, P, O, S, T). Como truco mnemónico, para aprenderse de memoria la denominación de estas técnicas se puede vincular las técnicas P y O a aquellas en que se tiene como variable constante a la “PersOna”; las técnicas S y T se tiene como variable constante a la “Situación”; y las técnicas R y Q como las más utilizadas.
  • Psicología experimental y correlacional: aspectos diferenciales. Existen notables diferencias entre un paradigma y otro. De hecho, lo que para una disciplina es objeto de estudio para la otra es objeto de control y eliminación. En concreto, el paradigma experimental deja en manos del azar el “reparto” de los individuos a los grupos de tratamiento para reducir la varianza que hay entre los individuos; en cambio el paradigma correlacional trata de reducir la varianza entre tratamientos (influencias diferenciales del ambiente) comparando grupos que han sido formados en función de sus características diferenciales (sexo, color de los ojos, etc.). Por poner un ejemplo simpático, imagínese que en una playa hay dos psicólogos que quieren investigar la relación de la exposición al sol con el estado de ánimo. El psicólogo experimental formará grupos aleatoriamente y los expondrá al sol a diferentes horas, diferente número de minutos, etc. (distintas condiciones experimentales); en cambio el investigador correlacional comparará la influencia diferencial en el estado de ánimo de la exposición al sol en función del sexo, de la edad, etc.
Subir