Cambiar a contenido.

OCW UNED

Secciones
Herramientas personales
Acciones de documento

 

ENFOQUES INTEGRADORES

 

Anterior Índice Siguiente

 

CONOCIMIENTOS BÁSICOS/FUNDAMENTALES


Partiendo de los contenidos temáticos delineados en la introducción, pasamos a continuación a detallar qué contenidos y conceptos básicos específicos son considerados esenciales, en los que los alumnos deberán incidir especialmente (ver figura).


img

Con respecto al enfoque clásico, los dos conceptos clave que deben comprenderse son los conceptos de Creatividad y Estilos cognitivos.

  • La creatividad implica la generación de ideas originales y útiles y puede ser definida en función del énfasis dado a cuatro aspectos: el proceso creativo, el producto o resultado creativos, la persona creativa y el entorno, que favorece o interfiere en los anteriores. Asimismo, cabe distinguir dos grupos de paradigmas o modos de concebir la creatividad y la aproximación a su estudio: a) no empíricos (aproximación mística y psicoanalítica); y b) empíricos (aproximación de la Psicología cognitiva, la basada en la personalidad, las socioculturales y, finalmente, la integradora).
  • Por lo que respecta a los estilos cognitivos se describen algunas dimensiones o características en las que difieren los individuos a la hora de procesar y utilizar la información del medio externo, así como el efecto que ello tiene en su rendimiento en la vida cotidiana. Un aspecto importante también es la diferenciación entre estilos y controles cognitivos.

A modo de guía y orientación, pueden plantearse las siguientes cuestiones acerca de este primer bloque temático.

  • Creatividad:¿Qué se entiende por creatividad? ¿De qué diferentes maneras puede concebirse la creatividad? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Cómo se desarrolla? ¿Existe, en el estudio de la creatividad, un acercamiento que supere a los demás? ¿En qué se diferencia el concepto de creatividad de otros como la sabiduría y la inteligencia?
  • Estilos cognitivos: ¿Qué aportan los estilos cognitivos a la explicación de la conducta y el rendimiento? ¿No es suficiente un nivel de habilidad determinado a la hora de dar cuenta del rendimiento de un individuo? ¿Qué papel juegan las características de la situación en la eficacia de cada estilo? ¿Cuál es la función de los estilos cognitivos con respecto a la inteligencia y la personalidad? ¿Qué es lo que define el aspecto integrador de ambos constructos?

El punto de partida del segundo enfoque en el estudio integrador de la inteligencia y la personalidad consiste en asumir que la separación de estos constructos es un tanto artificial, ya que el comportamiento y la realidad son complejos, requiriendo, por tanto, la participación de ambos aspectos para obtener una adecuada explicación de la realidad psicológica del individuo. Este enfoque se subdivide, a su vez, en dos sobre la base de la metodología empleada:

  • el enfoque psicométrico, que tiene como objetivo, primero, la elaboración de instrumentos adecuados (tests) destinados a evaluar distintas capacidades (inteligencia) y dimensiones (personalidad), para proceder, a continuación, a explorar las relaciones (correlaciones) entre ambas en la vida real.
  • el enfoque experimental lleva a cabo, desde el modelo de procesamiento de la información, estudios procesuales de laboratorio que intentan establecer relaciones entre diversos indicadores de rendimiento mental (p.ej. velocidad mental) y características de personalidad. Asimismo, desde este segundo enfoque, pero ya desde una perspectiva adaptativa (nivel semántico o de conocimiento) de estudio en la vida cotidiana, no se contempla las relaciones entre aspectos de la inteligencia y la personalidad, ya que ambos aspectos no se consideran algo separado que hay que relacionar, sino que ambos se confunden, llegando a formar un todo unitario que determina la fijación de metas por parte del individuo, así como la cantidad y la calidad de esfuerzo que aquel invierte para lograrlas.

Puede resultar conveniente que se planteen las siguientes cuestiones para integración de esta parte: ¿En qué nivel de análisis (psicológico y metodológico) se sitúa cada uno de los acercamientos descritos? ¿Qué aporta cada una de estas aproximaciones a la comprensión de las relaciones entre la inteligencia y la personalidad? ¿Cabe hablar de la existencia de unas aproximaciones a las demás?

  • Finalmente, los autores que trabajan en el contexto del tercer enfoque de integración de la inteligencia y la personalidad, participan, en distinto grado, de dos de las aproximaciones que caracterizan el enfoque anterior, la psicométrica y la adaptativa. Ello supone que, al menos la mayoría de los distintos autores se plantean como objetivo elaborar una serie de instrumentos destinados a medir una serie de constructos de gran relevancia para la vida cotidiana, práctica, del individuo. Se trata de la Inteligencia emocional, la inteligencia práctica y la inteligencia social. Otros autores, por el contrario, no son partidarios de este enfoque psicométrico, estructural, y prefieren una evaluación procesual, contextualizada y dinámica de distintos aspectos de las inteligencias alternativas, especialmente de la social. El objetivo común de ambas perspectivas es el de proponer vías alternativas de estudio y explicación del rendimiento cotidiano del individuo, más allá de lo que puede dar cuenta la inteligencia académica tradicional, sobre la que se han vertido ciertas dudas en torno a su eficacia explicativa de ese rendimiento. Un aspecto importante en este contexto es el de la integración de las numerosas inteligencias alternativas sobre la base del denominado conocimiento tácito.

Las cuestiones-guía pertinentes para este bloque temático pueden ser las siguientes: ¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre los distintos tipos de inteligencias propuestos? ¿Qué diferentes formas hay de concebir cada una de estas inteligencias? ¿Qué aporta cada una de estas inteligencias a la inteligencia académica clásica? ¿De qué manera podrían integrarse estas tres inteligencias alternativas?

 

Subir