Cambiar a contenido.

OCW UNED

Secciones
Herramientas personales
Inicio » Psicología » Psicología General II » temas_html » 1pp » t_9
Acciones de documento

PRIMER PARCIAL: TEMA 9

Índice de temas

  1. Planteamientos previos
  2. Caracterización clásica de la MLP en el modelo modal
    1. Codificación
    2. Capacidad
    3. Duración
  3. ¿Problemas al recuperar la información?
    1. ¡Lo tengo en la punta de la lengua!
    2. ¿Prefiere el examen de desarrollo o mejor el tipo test?: la polémica recuerdo vs. reconocimiento
  4. Codifique bien y aprenderá mejor
    1. Codificación semántica vs. codificación estructural
    2. Niveles de procesamiento y codificación
    3. El placer de aprender o aprender para superar el examen
    4. ¿Está motivado para aprender?
  5. Aprendizaje y retención: ¿por qué olvidamos?
    1. Hermman Ebbinghaus y el olvido
    2. Distribuir el estudio o dejarlo para última hora
    3. Olvido por deficiencias de la huella mnésica: sueño y consolidación del aprendizaje
    4. Olvido por interferencia entre materiales
    5. El olvido por interferencia contemplado desde el conexionismo
  6. Sistemas de memoria a largo plazo
    1. ¿Qué se entiende por sistema de memoria?
    2. ¿Cuántos sistemas de memoria existen?
  7. Memoria declarativa
    1. Memoria episódica y memoria semántica
    2. Críticas a la disociación episódico-semántico
  8. Formas de memoria no declarativa
    1. Condicionamiento
    2. Conocimiento procedimiental (habilidades y hábitos)
    3. Priming
    4. Sistema de representación perceptiva (SRP)
  9. La contraposición explícito vs. implícito
    1. Puntualizaciones terminológicas
    2. Conocimiento explícito e implícito
    3. Aprendizaje explícito e implícito
    4. Tareas de memoria explícita vs. tareas de memoria implícita
  10. La problemática de la disociación entre sistemas de memoria
  11. Memoria operativa a largo plazo

La memoria a largo plazo (MLP) es el sistema mnésico al que se refieren habitualmente las personas cuando, en sus conversaciones diarias, utilizan el vocablo memoria. La disociación entre un sistema transitorio a corto plazo o MO y un sistema a largo plazo permanente ya fue expuesta en el tema precedente. Tradicionalmente, la MLP se ha contemplado como un sistema que no tiene límites de capacidad, que aplica prioritariamente códigos semánticos en el almacenamiento de la información, sin descartar los fonéticos o los espacio-temporales, y cuyos contenidos suelen pervivir a lo largo del tiempo.

Los aspectos de recuperación de la información, junto a los del tipo de codificación y su vinculación con los mecanismos de olvido han acaparado gran parte de la investigación. En el estudio de la recuperación se ha contrapuesto las pruebas de recuerdo frente a las de reconocimiento, proponiéndose determinados modelos explicativos para dar cuenta del rendimiento diferencial que se obtiene en los laboratorios a favor de las últimas.

Con independencia de los mecanismos de recuperación, un aspecto importante que influye decisivamente en el almacenamiento y pervivencia del material informativo es el tipo de codificación que se aplica al material. El tipo de codificación aplicado es tan importante que resulta mucho más decisivo para el aprendizaje y la retención que la simple intencionalidad o la motivación que subyace en la persona. La evidencia acumulada incide en que la codificación semántica de los contenidos produce huellas mnésicas mucho más duraderas que una simple codificación estructural o fonética, algo que iría en línea con las propuestas de la hipótesis de los niveles de PI expuesta en un capítulo anterior.

El estudio del olvido ha sido un amplio frente desarrollado durante años. Recientes trabajos han analizado algunos aspectos característicos de la consolidación de la huella mnésica vinculados al sueño, existiendo una amplia polémica sobre si dormir tras un aprendizaje ayuda a fortalecerlo. La disputa entre partidarios de que el dormir y fase MOR de sueño o la alternancia MOR/NMOR consolida el aprendizaje y detractores ha llenado recientemente páginas de prestigiosas publicaciones científicas.

De forma alternativa el estudio clásico del aprendizaje y olvido se ha realizado en los laboratorios experimentales laboratorios exigiendo tareas de aprendizaje de listas de ítems sobre las que se solicita un recuerdo posterior. Esta línea, iniciada en el siglo XIX por Ebbinghaus, ha marcado toda una tradición en la que el énfasis en el control experimental haya generado propuestas teóricas desde las que se argumenta que el olvido se produce por interferencia retroactiva o proactiva entre los materiales aprendidos. Sin descartar la interferencia, los modelos conexionistas han ofrecido explicaciones plausibles neurológicamente del olvido apelando a la competencia interactiva entre unidades de procesamiento en una RNA.

Una línea de trabajo en MLP que se desarrolla desde los años ochenta del pasado siglo y que prosigue en la actualidad es la dedicada a la disociación entre diversos tipos o sistemas de MLP. Un sector de investigadores entiende que la MLP no es una estructura unitaria, sino que en ella es posible disociar diversos sistemas que presentan estructural y funcionalmente que se manifiestan en tareas experimentales y que disponen de un sustrato neurofisiológico diferente. Los últimamente admitidos por el grupo de Tulving y Schacter son la memoria episódica, la semántica, la procedimental y el sistema de representación perceptivo presemántico (SRP).

Una disociación clásica que ha tenido gran impacto en aprendizaje y memoria ha sido la preocupación por lo implícito, es decir, por aquellos contenidos que afectan a nuestra conducta pero de los que no somos conscientes. El término implícito ha sido contemplado en tres contextos distintos: en el del aprendizaje implícito, en el del conocimiento implícito y en el de las pruebas o tests de memoria implícita.

Ante la dispersión conceptual que ha ocasionado la perspectiva de los sistemas de memoria, otros investigadores como Baddeley, entienden que estas disociaciones son artificiosas y consecuencia de resultados experimentales obtenidos en tareas muy concretas, a los que se les pretende buscar una explicación recurriendo a un supuesto sistema de memoria diferente. Consideran que la memoria a largo plazo es un sistema de memoria declarativa único, que se puede contraponer a determinados contenidos, habilidades o hábitos que se manifiestan a través de la acción y que serían manifestaciones de aprendizajes o conocimientos implícitos.

Una reciente concepción de la MLP es la que la contempla como una forma de memoria operativa (MLP-O). La MLP-O es un concepto funcional que se ha propuesto, principalmente, a través de observaciones en personas expertas en una determinada tarea. La idea subyacente es que el conocimiento experto implica un conjunto de eficientes señales de recuperación de la información que posibilitan el acceso rápido a la información, tal que la actuación de la MO a corto plazo no resulta necesaria, suponiendo por tanto una propuesta alternativa al tradicional modelo multicomponencial de Baddeley.  

subir