Cambiar a contenido.

OCW UNED

Secciones
Herramientas personales
Inicio » Psicología » Psicología General II » temas_html » 1pp » t_8
Acciones de documento

PRIMER PARCIAL: TEMA 8

Índice de temas

  1. Planteamientos previos
  2. Procedimientos básicos experimentales
    1. La importancia de los aprendizajes alternativos
  3. Disociación del modelo modal: ACP vs. ALP
    1. Evidencia neurofisiológica
    2. Evidencia clínica
    3. Disociación funcional entre sistemas de memoria en las curvas de posición serial
  4. La MCP del modelo modal
    1. La importancia del repaso
    2. El mágico número 7±2
    3. Más adecuado es el mágico número 4±1
    4. Exploración y recuperación
  5. Pérdida de información en MCP
    1. Olvido por decaimiento
    2. Olvido por interferencia proactiva basada en la recuperación espontánea
    3. Olvido por interferencia proactiva basada en la falta de discriminación entre materiales
    4. Indicios temporales en la discriminación del material
    5. La problemática experimental del olvido en la MCP
  6. Memoria operativa
    1. El surgimiento de la MO: algunos datos difíciles de encajar en un concepto unitario de MCP
    2. Modelos de memoria operativa
  7. Modelo de memoria operativa de componentes múltiples
    1. Los datos parecen encajar
    2. El ejecutivo central
    3. El bucle fonológico o memoria operativa verbal (MOVB)
    4.  La agenda visoespacial o memoria operativa visoespacial (MOVS)
    5. Algunas conclusiones del modelo
    6. MO y MCP-C
  8. Modelo de memoria operativa anidado


La memoria operativa ha sido, según algunos investigadores, uno de los mayores logros de la evolución humana. Este sistema mnésico, por influencia del modelo modal, comenzó entendiéndose como una estructura de memoria o almacén a corto plazo, pero en la actualidad se concibe como uno de los mecanismos centrales de la cognición humana.

Tradicionalmente, la disociación entre una memoria a corto plazo (MCP) y otra a largo plazo (MLP) tuvo uno de sus orígenes en el ámbito clínico. Se observo que pacientes que experimentaban cuadros de amnesia eran incapaz de recordar de forma inmediata series de más de tres o cuatro dígitos presentados o de no ser capaces de reconocer a la persona que horas antes había estado charlando con ellos, pero sorprendentemente, el recuerdo de hechos pasados acaecidos antes de la lesión se mantenía intacto. Estas observaciones clínicas que apuntaban a una disociación entre un sistema mnésico transitorio a corto plazo y otro permanente a largo plazo, se vieron ratificadas en los laboratorios experimentales al analizar los resultados experimentales en tareas de recuerdo libre representados en curvas de posición serial, en las que se observaba un mejor rendimiento para los primeros ítems y los últimos de listas frente a los situados en posiciones intermedias.

A partir de estas observaciones se desarrollo toda una línea de investigación interesada en la MCP y específicamente en la puesta de manifiesto de algunos procesos tales como el repaso como mecanismo de mantenimiento de la información, sobre los límites de capacidad que podían ser incrementados mediante procesos como el chunking o sobre los modos cognitivos de exploración y recuperación de la información. Asimismo, se desarrolló toda una línea de investigación interesada en la capacidad y pérdida de información en este almacén que fructificó en modelos del olvido a corto plazo bien por decaimiento de la huella mnésica, bien por interferencia entre materiales. Salvo alguna honrosa excepción, estos modelos han sido criticados porque no están evaluando de forma pura los mecanismos de olvido a corto plazo, sino que sus resultados están contaminados por la influencia de contenidos dispuestos en la MLP.

A inicios de los setenta se produjo una revolución en la manera de entender la MCP. Un trabajo clásico de Baddeley y Hitch marcó el inicio de una nueva era que pervive en la actualidad y acapara el interés de numerosos grupos de investigación. La preocupación por un almacén de MCP de naturaleza estructural dio paso a concebirlo como un complejo mecanismo de tratamiento activo de la información que se pone en marcha ante cualquier tipo de tarea cognitiva exigida al sujeto. A partir de entonces la MCP se entiende como una auténtica memoria operativa (MO) o memoria de trabajo que se compara metafóricamente con un supuesto escritorio mental que utilizamos como espacio básico del funcionamiento cognitivo activo.

El modelo de MO que ha marcado el devenir de la investigación ha sido el de componentes múltiples de Baddeley. Desde su formulación hasta la actualidad ha sufrido una considerable evolución. Básicamente la MO se entiende como un sistema o ejecutivo central al que se vinculan dos sistemas esclavos: el bucle fonológico o memoria operativa verbal (MOVB) y la agenda visoespacial o memoria operativa visoespacial (MOVS). A su vez, la evidencia empírica acumulada en los último años, parece apuntar a que estos dos sistema esclavos disponen ambos de un subsistema de almacenamiento y de un mecanismo articulatorio que permite mantener la información recirculando.

A pesar de que la propuesta de MO de Baddeley ha sido y es la que ha dirigido el quehacer en los laboratorios psicológicos y en el ámbito clínico, propuestas actuales ponen en entredicho la estructura de este modelo multicomponencial, contemplando el constructo de MO como un mecanismo estrechamente vinculado al almacenamiento a largo plazo y a mecanismos atencionales. La MO consistiría ahora en la activación de un determinado tipo de conocimiento en la MLP dirigido por un sistema de control o ejecutivo central que desplazaría el foco atencional hacia aquella información relevante que se exige para la tarea ante la que se enfrenta el operador humano.

subir