Técnicas de estudio

logo UNED

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: DE LAS SOCIEDADES AGRARIAS A LAS INDUSTRIALES

                 

La revolución en la agricultura

 

Es uno de los factores más importantes de la Revolución Industrial. Durante la primera mitad del siglo XVIII se extendieron en Gran Bretaña una serie de cambios en las técnicas de cultivo que convirtieron a la agricultura en una actividad altamente rentable.

Europa seguía siendo un continente eminentemente rural; la tierra continuaba siendo la principal fuente de riqueza y el agricultor utilizaba métodos arcaicos. Pero poco a poco la agricultura se fue adaptando a los nuevos tiempos y se fue modificando con los avances tecnológicos. Estas transformaciones, aunque lentas, fueron tan importantes que puede hablarse de la existencia de una auténtica “revolución agraria”. Los cambios más decisivos fueron:

    • un nuevo utillaje hizo más sencillo el trabajo humano y redujo el uso de la ganadería como fuerza de trabajo, pero también produjo un  aumento significativo de la producción.

    • utilización de plantas ricas en nitrógeno que permitirían suprimir progresivamente los barbechos y alternar los cultivos de cereales con  plantas destinadas a  la alimentación de ganado, y así  creció la cantidad y la calidad de la carne.

    • la utilización de abonos hizo posible ampliar la roducción para consumo animal y humano.

    • la difusión y diversificación de los cultivos con la incorporación de nuevos cultivos como la patata, maíz o la remolacha azucarera.

© 2009 Universidad Nacional de Educación a Distancia