Técnicas de estudio

logo UNED

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: DE LAS SOCIEDADES AGRARIAS A LAS INDUSTRIALES

                 

Las últimas décadas del siglo XVIII y las primeras del XIX suponen la aparición de formas de vida radicalmente nuevas que son el producto de las profundas transformaciones económicas y sociales que sienta las bases de lo que sería la Revolución Industrial. La primera comenzó en Inglaterra en la segunda mitad del XVIII y se fue extendiendo al resto de los países europeos. La segunda revolución industrial se inició hacia 1870 y se caracteriza por nuevos descubrimientos científico técnicos. Los caracteres fundamentales de la vida económica durante esta época vienen señalados por el despegue económico y la transformación del modelo de producción.

Este proceso de evolución conduce a la sociedad desde una economía agrícola tradicional hasta otra caracterizada por procesos de producción mecanizados para fabricar bienes a gran escala. La economía basada en el trabajo manual fue reemplazada por otra dominada por la industria y la manufactura. Este progreso económico se realizó a costa de la miseria de los trabajadores que no tardaron en expresar su descontento, aunque de una forma muy primitiva. Muchos artesanos y trabajadores reaccionaron en contra de la industria, a quien culpaban del desempleo y de sus malas condiciones de vida.

© 2009 Universidad Nacional de Educación a Distancia