Técnicas de estudio

logo UNED

EL FINAL DEL ANTIGUO RÉGIMEN Y EL TRIUNFO DEL MODELO POLÍTICO LIBERAL

La revolución americana (1776)

Las trece colonias británicas establecidas  en el siglo XVII en la costa atlántica de América del Norte, se organizaron políticamente siguiendo el modelo británico y manteniendo un amplio margen de autogobierno. En líneas generales Gran Bretaña se limitaba a regular todo lo concerniente al comercio exterior.

Pero a raíz de la guerra entre Francia y Gran Bretaña por el control de la zona la situación cambió. El gobierno británico, tras conseguir la victoria, intentó que los colonos americanos participaran en los gastos producidos por la contienda, pero ellos se opusieron a pagar cualquier impuesto que  no hubiera sido aprobado previamente por las asambleas de cada colonia. Por el contrario el gobierno británico se oponía a que las colonias mantuvieran esa autonomía y consideraba que estaban sometidas a la autoridad de la metrópoli.

Las leyes de castigo que habían sido ordenadas desde Londres provocaron la dura reacción de los colonos americanos cuyos representantes se reunieron para organizar una resistencia común en el  Congreso de Filadelfia y George Washington fue elegido general en jefe del ejército americano.

Los representantes de las trece colonias reunidos en Filadelfia firman la Declaración de Independencia (4 de julio de 1776) en la que estaban reflejados los principales postulados del liberalismo político: libertad de reunión y de expresión, igualdad ante la ley, división de poderes, soberanía popular, etc. (estos principios básicos constituirían el lema de la Revolución Francesa). Tras años de guerra con Gran Bretaña se firmó el tratado de paz de Versalles por el que Gran Bretaña reconocía la independencia de los Estados Unidos, instituyéndose un régimen democrático basado en los principios liberales y burgueses mediante la redacción de una Constitución  en la que se establecía como forma de gobierno una república federal con un Presidente elegido cada cuatro años y  la división de poderes.

 

El nacimiento de los Estados Unidos de América no sólo significó la victoria de un movimiento independentista colonial sino también el triunfo de un nuevo modelo de sociedad que tenía como base los principios liberales y burgueses.

© 2009 Universidad Nacional de Educación a Distancia