Química

logo cursos 0

CÉLULA III

¿ Cómo se dividen las células ?

Reproducción asexual y sexual: Mitosis y Meiosis

El ciclo vital de una célula comprende el periodo desde que se forma a partir de la división de una célula a partir de una célula progenitora hasta que vuelve a dividirse o muere. Durante el ciclo vital se produce la división celular, proceso que consta de dos periodos consecutivos: la división del núcleo y la división del citoplasma, dando como resultado dos células hijas. Este fenómeno puede ser simple, la mitosis, responsable del mantenimiento de las poblaciones células y de los tejidos de los organismos pluricelulares. Sin embargo, con la aparición de los seres vivos complejos hace necesaria la participación de dos individuos en la perpetuación de las especies. Surge un particular modo de división, la meiosis, y la participación de unas células especiales: las células sexuales. ¿Cómo se reproducen los organismos vivos? ¿Hay diferencias entre unicelulares y pluricelulares? ¿Qué distingue la reproducción sexual de la asexual? Para responder a estas y otras cuestiones, es indispensable entender algunos conceptos básicos de la división celular.

Cigoto: célula huevo diploide que se forma tras la fecundación y que origina por mitosis sucesivas un organismo completo.
Cromosoma: estructura que contiene los genes. En bacterias son circulares. En eucariotas se condensan al máximo durante la metafase de la mitosis.
Diploide: doble dotación cromosómica. Los cromosomas están por pares.
Duplicación: proceso que implica la formación de dos copias idénticas de DNA para repartirlas durante la división celular a las células hijas.
Entrecruzamiento: intercambio de material genético durante la meiosis, entre las cromátidas de cromosomas homólogos apareados.
Gametos: células sexuales que se obtienen por meiosis. Son haploides y cuando se fusionen dan lugar al cigoto.
Haploide: contrario a diploide. Sólo hay una copia de cada cromosoma.
Reproducción asexual: división de una célula u organismo en dos partes iguales. No hay formación de gametos.
Reproducción sexual: intervienen la meiosis y la fecundación.
img

 

La mitosis es un proceso de división celular ligado a la reproducción asexual, en la que únicamente es necesario un individuo para generar descendencia. En la mitosis se producen dos células hijas con el mismo material genético que la progenitora, es decir, exactamente iguales. Para ello es necesario que antes de comenzar se produzca una duplicación del ADN del núcleo, para que cada célula hija reciba una de las copias idénticas. Se mantiene así de generación en generación la carga genética de los individuos, es decir, si la célula progenitora es diploide (2n) las hijas también.

Este proceso lo sufren los procariotas y las células que componen los tejidos de organismos pluricelulares. La meiosis es la división celular que permite la reproducción sexual. Consiste en dos divisiones celulares sucesivas, tras las cuales se obtienen cuatro células genéticamente distintas entre sí, que contienen la mitad del número de cromosomas que la madre. Durante este proceso se produce un fenómeno de intercambio al azar de información entre cromosomas homólogos, lo que genera variabilidad entre las cuatro células hijas. Es el “entrecruzamiento o crossing over”.

La meiosis está implicada en la formación de las células sexuales de organismos pluricelulares. El nuevo individuo se forma por la unión de células sexuales o gametos, masculino y femenino, que dan lugar al cigoto, que dará origen al nuevo organismo. Por esta razón, es necesario que los gametos tengan la mitad de cromosomas, para que después de la fecundación se recupere en la descendencia la carga genética de la especie, que debe ser la misma generación tras generación.

Por ejemplo, los seres humanos somos diploides (2n) y los gametos que se generan por meiosis son haploides (n). Así en la fecundación, se unen (n+n) para dar un zigoto 2n de nuevo.

 

 

 

 

 

img

subir

 

 

img

 

La reproducción asexual necesita un único progenitor para, después de sucesivas mitosis, poder engendrar una enorme población de descendientes, todos exactamente idénticos. Pero si el medio ambiente sufre variaciones bruscas y se vuelve hostil, lo más probable es que todos ellos mueran, si no poseen la información genética necesaria para adaptarse a la nueva situación.
Por el contrario, la meiosis genera cuatro gametos diferentes, gracias al intercambio de información que se produce entre los cromosomas homólogos. Cada una de estas células sexuales, tanto los óvulos como los espermatozoides, tienen un contenido genético diferente, diferente entre sí y diferente del de la célula progenitora. Cuando se produce la fecundación, dos gametos de distinto sexo, se unen para originar un cigoto que será diferente de los dos progenitores.

La reproducción sexual es una garantía para la supervivencia de las especies ya que introduce variabilidad genética en cada generación, aumentando las posibilidades de que, ante cambios en el entorno, alguno de los individuos de una población tenga la combinación genética necesaria para poder adaptarse a ellos.

subir
© 2008 Universidad Nacional de Educación a Distancia